Las infecciones de hueso son muy raras, sobre todo en jóvenes o adultos sanos.

Los factores que aumentan el riesgo serían los siguientes:

a) Edad avanzada

b) Usuarios de drogas intravenosas

c) Personas con operaciones o procedimientos en las vías urinarias recientes

Individuos con sistema inmunológico comprometido (SIDA, usuarios de medicamentos esteroides a largo plazo, pacientes de transplantes de órganos, malnutrición, diábetes melitus)

Los síntomas que usualmente se ven con este tipo de infecciones, además de dolor de espalda, serían:

a) Fiebre alta, temblores y escalofríos

b) Pérdida de peso reciente e inexplicable

c) Mucho más dolor de noche que de día

Todos los síntomas están en negritas… Si sospechas de osteomelitis, consulta a un doctor de inmediato!