(versión 2019)

Esta es una pregunta que no todos se hacen –pero que tú deberías de conocer si vas a estirar para ayudar a tu cuerpo.

A veces podemos ir un tanto al extremo…

 

1) Flexibilidad Absoluta vs. Flexibilidad relativa

 

Si eres muy flexible naturalmente, y tus ligamentos son “largos”, entonces posiblemente lo que para ti es “amarrado” para mi es flexible.

Compararte con “cuando eras niño” puede ser útil, pero no siempre es exacto. Nuestra memoria cambia, y desde bastante pequeños empezamos a generar adaptaciones que no siempre son buenas a largo plazo.

Pero ver a un lado respecto al otro te puede dar una idea.  

O de frente y de atrás.

Además, el potencial de flexibilidad no será el mismo para un atleta de 14, que a un hombre sedentario de 85 años.

2) Cómo trazar objetivos?

 

Aunque hay “estandards”, mi sugerencia es que no te traces objetivos específicos, como “voy a tocar mis pies a mis cejas”.

 

Especialmente si quieres tocar las cejas con los pies.

¿Por qué?

Porque estirar se hace mucho más riesgoso cuando estás tratando de lograr algo.

El estiramiento es un proceso neuro-muscular. No estás aplanando telas, es un sistema mucho más poderoso y complejo.

Requiere de sentir profundamente. De una consciencia profunda de dónde estamos resistiendo, para poder dejar ir sin lucharlo, sin forzar.

Es por eso que a menos de que estés trabajando con un terapeuta con experiencia, que pueda ayudarte a determinar mejor qué esperar de tu cuerpo, que hagas lo siguiente:

 

 

Guía Corta y Práctica De Estiramiento

 

1)      Hay ciertos lugares en donde no deberías sentir estiramiento. 

 

Practica cuidado si sientes estiramiento en alguna de estas:

 

En la región ileo-sacral

Los lados de las rodillas, muñecas o codos.

El origen de los isquio-tibiales.

En general, deberías de buscar el estiramiento en lo que se conoce como “la barriga del músculo”, y proceder con más cuidado cuando te alejas de la misma.

Eso quiere decir en el centro del músculo, y no cerca de donde los huesos se unen –porque eso significaría estirar los tendones y ligamentos, que tienen menos potencial de estiramiento.

Eso no quiere decir que no puedas estirar el tejido conectivo que une a los huesos.

Pero hay que hacerlo con más cuidado y conocimiento, porque es muy importante que esas zonas mantengan su estabilidad, y demasiado estiramiento puede inestabilizar.

 

2) Aprende a diferenciar entre dolor y estiramiento.

 

La sensación de estiramiento no es siempre cómoda, pero tampoco debe ser dolorosa. Cuando se convierte en dolorosa, entonces tu cuerpo se quiere proteger, y los músculos se contraerán en vez de relajarse (que es lo que buscas!).

Si cuando estiras hablas de dolor en vez de la sensación a veces incómoda de estiramiento, estarás confundiendo dos sensaciones que deberías de distinguir como separadas.

 

3) Busca el máximo cómodo.

 

Si buscas estirar demasiado, correrás mucho el riesgo de hacerte daño.

Pero evitar por completo la sensación incómoda de estiramiento que mencioné en el punto 2 no te llevará a ningún lado.

 Si te imaginas una escala del 1 al 10, 1 siendo un estiramiento que casi no se siente, y 10 siendo un estiramiento que raya en la tortura, deberías de buscar aproximadamente un número 7 u 8.

 

Si te quedas en el estiramiento por varias respiraciones lentas en un número 7, el cuerpo irá cediendo y sentirá que la intensidad baja a un número 5. Eso te permite un poco más de espacio para ir más profundo, hasta llegar nuevamente a un número 7.

 

Esta forma de estirar te asegurará un camino que sea mucho más relajante, agradable y seguro.

 

4) Un minuto… más o menos

 No hay tal cosa como el tiempo ideal. Una buena parte de la literatura médica dice que luego de un minuto no sucede mucho en cualquier estiramiento.

Estoy en total desacuerdo, porque importa mucho qué estás haciendo exactamente durante el tiempo que estás estirando.

 

De todos modos, asume que una área no muy grande de tu cuerpo suele requerir más o menos un minuto como  mínimo para poder hacer algún cambio.

 

Eso no quiere decir “mantener” el estiramiento de forma estática necesariamente. Hay MUCHAS técnicas para estirar, la mayoría tomará al menos ese tiempo, sobre todo si no estiras esa zona todos los días.

5) ¿Dos veces por semana?

Por favor nota que el título tiene símbolos de pregunta, porque no tengo idea de cuántos días deberías de estirar.

¿Cuánto tiempo pasas sentado? ¿Cuánto tiempo mueves a tu cuerpo a través de su rango normal de movimiento?

¿Qué tan flexible eres en general?  ¿Qué quieres lograr?

Como ves, demasiadas variables. Aún así, piensa en lo siguiente:

Como mínimo, tu cuerpo debería tener una BUENA estirada cada semana, lo más global posible.

Y durante la semana, llevar al cuerpo a un rango extendido de movimiento en la mayoría de las articulaciones es como cepillarse los dientes.

Abajo te dejo información de dónde puedes aprender más.

 

Por un estiramiento inteligente,

 

Mijael

¿Quieres aprender más de flexibilidad?

 

Comparte con el mundo

Si la información te resulto de utilidad no olvides compartirla