Hay varias enfermedades que producen inflamación de las articulaciones, y que suelen producir dolor de espalda. Muchas de ellas entran dentro de las “enfermedades auto-inmunes” que mencioné antes. En este libro voy a incluir dos de las más comunes que específicamente producen inflamación y dolor en la espalda.

Si tus síntomas tienen que ver con enfermedades que producen inflamación no te preocupes –aunque no tienen cura, la medicina moderna tiene muchas herramientas para ayudarte a vivir una vida plena. Si crees que tu dolor proviene de este tipo de problemas, es importante que vayas al doctor para obtener un diagnóstico. Mientras más temprano puedas saberlo mejor!

Al final de esta sección te explicaré por qué los ejercicios que promuevo en mi programa son específicamente excelentes como parte del tratamiento que los doctores recetan a sus pacientes.

Artritis reumatoide

La Artritis reumatoide es una enfermedad auto-inmune (el cuerpo se “ataca” a si mismo). Las mujeres suelen tenerla 3 veces más que los hombres, y es más común después de los 40-50 años. Si tienes 4 de los siguientes síntomas, deberías consultar a un doctor para descartar este tipo de artritis:

  1. Rigidez matutina de al menos una hora de duración.
  2. Artritis (inflamación) en 3 o más articulaciones.
  3. Artritis (inflamación) de las articulaciones de la mano.
  4. Artritis en la misma zona del cuerpo, en ambos lados.
  5. Nódulos reumatoideos (protuberancias que se sienten debajo de la piel, muchas veces en los dedos).
  6. Entumecimiento, hormigueo o ardor en las manos o los pies.

Aunque los ejercicios y la relajación son una parte muy importante del tratamiento, la Artritis Reumatoide debe ser tratada por médicos. En ese caso, mientras más temprano se diagnostique y se trate, mejor!

Espondilosis Anquilosante

Esta enfermedad es parecida a la Artritis Reumatoide en sus síntomas, pero suele atacar más a la columna vertebral directamente.

En esta enfermedad, los hombres suelen ser más afectados que las mujeres en una relación de 3 a 1, y los síntomas usualmente empiezan más temprano, a los 23 años en promedio.

En los casos severos y avanzados, esta enfermedad puede producir lo que se conoce como “columna de bambú”.

A veces la enfermedad produce síntomas de irritación en los ojos. Se suele encontrar cuando los síntomas de artritis reumatoide están presentes, pero no se puede encontrar pruebas en la sangre.

 

Comparte con el mundo

Si la información te resulto de utilidad no olvides compartirla