Piensa en esa persona que te ha lastimado tanto

¿Te imaginas pasar el resto de tu vida teniéndola de enemiga, odiándola?

Tener un enemigo, es muy difícil, y no precisamente para tu enemigo… es difícil para ti.

Muchas veces cuando el daño que nos han hecho es tan grande, se nos hace imposible pensar en el perdón… pero vale la pena intentarlo.

A continuación te doy un ejemplo de porque perdonar (o al menos intentarlo) es conveniente para ti:

Deseandote una vida más plena y llena de amor,

Namasté,
Mijael